Contabilidad de criptomonedas: ¿Por qué lo llaman moneda digital cuando quieren decir activo no monetario?

Contabilidad de criptomonedas: ¿Por qué lo llaman moneda digital cuando quieren decir activo no monetario?

contabilidad de criptomonedas

Contabilidad de criptomonedas: ¿Por qué lo llaman moneda digital cuando quieren decir activo no monetario?

Soy curioso, mucho. Necesito entender el qué y el porqué de las cosas. Decía el gran Luis Eduardo Aute que sin curiosidad no hay nada, ni reflexión ni conocimiento. Si a eso le añado que soy un poco friki (sin asteriscos, que es un término aceptado por la Real Academia de la Lengua Española) de la tecnología, era cuestión de tiempo que comprase mis primeros “bitcoins a un “trader”, aprovechando una ventana temporal en el mes de enero en el que su tasa de conversión con el euro era favorable, y que he almacenado en un monedero en blockchain.info y hasta he descargado la correspondiente aplicación de iOS para gestionarlos.

Para aprender sobre la tecnología que existe detrás de esta criptomoneda (la cadena de bloques o “blockchain”), existen multitud de recursos formativos en la web, foros a los que asistir y para los que solo necesitas unos pocos conocimientos técnicos, incluso, si sólo quieres conocer qué son las criptomonedas, cuales son sus ventajas, el universo de posibles aplicaciones tras la tecnología que incorporan y porqué van a impactar y cambiar al mundo financiero de una forma similar a como Internet ha cambiado la forma en que accedemos a la información.

Hay medios de pago más allá de los bancos centrales.

La cuestión hoy es otra: has superado el miedo a pensar exclusivamente en divisas respaldadas por una autoridad central cuando te has dado cuenta de que el mundo abandonó el patrón oro en los años 70 y que, desde entonces, estamos en un sistema fiduciario en donde nuestros euros y dólares no están respaldados por ningún bien físico o “commodity”, están respaldados únicamente por la confianza que tengamos en las economías más endeudadas del planeta y sus bancos. Cuestión de fe … y de tinta para seguir imprimiendo billetes.

Y superado ese miedo, has pensado que puede ser interesante eso de tener algo de dinero en una moneda que no pertenece a ningún estado, que puedes usar en todo el mundo por igual, con el que operar sin costes ni intermediarios, “peer to peer” con otra persona, descentralizada y no controlada por ninguna autoridad central, imposible de falsificar o duplicar, donde no es necesario revelar tu identidad para realizar cualquier transaccióndonde el dinero es imposible de ser intervenido o congelado. Has comprado tus primeros bitcoins y has pensado: pero…..¿esto como se contabiliza?.

¿Las monedas digitales son tesorería?. No, al menos de momento.

Desde una perspectiva exclusivamente contable, lo único que tenemos es la respuesta dada por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) en una consulta que no ha publicado en sus boletines pero que puedes leer aquí, a la cuestión de como contabilizar “bitcoins” o monedas virtuales en el caso de una empresa que los adquiere, bien para revenderlos a clientes a cambio de una comisión, bien para formar parte de su inmovilizado.

Nuestro organismo regulador entiende que las criptomonedas cumplen todos los requisitos para ser considerados como activos puesto que son bienes o derechos que se controlan económicamente, resultantes de sucesos pasados y de los que se espera obtener beneficios o rendimientos en el futuro y en concreto, si se encuentran vinculadas de forma permanente con la empresa, como inmovilizados intangibles al cumplir con las condiciones de la NRV 5º del PGC, pues son activos no monetarios (¡!) sin apariencia física y susceptibles de valoración económica y además, son identificables. No obstante, si la función que cumplen dichas criptomonedas es la de transformarse en disponibilidad financiera a través de su venta, deberemos aplicar la NRV 10º del PGC y considerarlas como existencias.

¿Como puede ser una moneda virtual un activo no monetario?

No es posible negar ni coherencia ni racionalidad al criterio expresado en el párrafo anterior que, por otro lado, resulta ser la posición oficial en el contexto internacional, donde la International Accounting Standard (IAS) 38 -Activos intangibles- y la IAS 2 -Inventarios- son las normas consideradas como más adecuadas para los requerimientos de valoración y medición de estos activos. Las criptomonedas tienen todas esas características que les permiten ser reconocidas como inmovilizados intangibles y, aunque no es del todo una cuestión pacifica, incluso también el de ser (aún) activos no monetarios.

Sin embargo, en dicho contexto internacional se han expresado otras opiniones y otros puntos de vista en relación a qué norma debería de aplicarse en el registro y medición de las operaciones con monedas digitales y que contemplaban otras opciones además de la contabilidad bajo los criterios de la IAS 38 o la IAS 2. En concreto, algunos piensan que las operaciones con monedas digitales tendrían que registrarse bajo los criterios de la IAS 7 (Estado de flujos de efectivo), puesto que las criptomonedas no son más que otra forma de dinero efectivo y deberían ser contabilizadas como tal.

No obstante, la postura hoy de los organismos reguladores es que las criptomonedas no encajan en la definición de efectivo o la de otros activos líquidos equivalentes. Y sus razones son varias:

  • Aunque reconocen que la cifra crece constantemente, consideran que en el contexto internacional, sólo un pequeño número de empresas acepta criptomonedas como medios de pago.
  • De momento, nadie parece reconocer las monedas digitales como moneda de curso legal aunque algunos bancos centrales están considerando su uso y, además, en muchos casos ya existe normativa y regulación en relación con el lavado de dinero y estas monedas.
  • La consideración como otros activos líquidos equivalentes presenta problemas debido a la significativa volatilidad del precio de las monedas digitales.

El efectivo debería ser un activo que “almacenase” valor, proporcionase una base común para los precios y sirviese como medio de intercambio. Y todo esto parece fallar en las criptomonedas debido a su volatilidad y a que no es aún una base común para la expresión de precios, a pesar de que cada vez más son aceptadas como medio de pago y por lo tanto, todavía no son un medio de intercambio suficientemente aceptado.

Pero a su vez, también se reconoce que la aplicación a las criptomonedas de los estándares regulatorios de los activos intangibles e inventarios presenta problemas con la calidad y utilidad de la información que se da en los estados financieros.

¿Entonces?

Entonces tal vez el continuo y sostenido crecimiento de las transacciones en bitcoins y otras criptomonedas que puedes ver aquí, den tiempo para discutir la posibilidad de emitir por parte del International Accounting Standard Board (IASB) una nueva norma que regule específicamente las monedas virtuales o bien a modificar la definición del efectivo y otros activos activos líquidos equivalentes o incluso la de activo financiero, y hasta a modificar los criterios de reconocimiento y medida de la IAS 2 y la IAS 38.

O tal vez, como casi siempre suele ocurrir, la realidad vaya más rápido que la normativa que pretende regularla y a Jeff Bezos (Amazon), Devin Wenig (eBay) o Dan Schulman (PayPal) se les ocurra un día aceptar pagos en Bitcoins tal y como lo hacen ya Microsoft o Dell, y entonces tengamos que reconsiderar todo lo dicho hasta ahora, pero deprisa y corriendo. De momento, los bancos tradicionales buscan darle un marco legal a la tecnología de la cadena de bloques y los estados experimentan con divisas digitales.

Hasta entonces lo único que tenemos es el criterio del ICAC expresado en la consulta anterior que, aunque muy claro, deja ciertas cuestiones en el aire:

  1. ¿Cual es la norma de reconocimiento y valoración para aquellas monedas virtuales que son adquiridas exclusivamente como medio de pago?, es decir, que ni se adquieren para vincularse de manera permanente a la empresa (inmovilizado intangible) ni para su posterior reventa (existencias). ¿Un instrumento financiero en el corto plazo?
  2. ¿La adquisición de bienes con bitcoins registrados en el activo intangible obliga a aplicar las reglas contabilización de una permuta (comercial)?. ¿Y en el caso de que lo adquirido sea un bien corriente o un servicio?. ¿Aplicamos el criterio de la baja para activos materiales entregados como dación en pago?

Y finalmente Hacienda, por supuesto.

Por supuesto la Agencia Tributaria siempre aparece, aunque no se la haya invitado. Su criterio queda reflejado en la consulta vinculante V1029-15 y en donde se considera al bitcoin como un efecto comercial (!¡) que confiere el derecho a una cantidad de dinero, lo que ya empieza a discrepar del criterio contable, pues eso está más cerca de ser un instrumento financiero que un activo intangible o una existencia.

Y en relación a su tributación entiende que las monedas virtuales actúan como medio de pago (¡un medio de pago, si!, ni existencias, ni inmovilizado intangible ….) ……y por sus propias características deben entenderse incluidas dentro la exención del artículo 20.Uno. 18º h) y j) para las operaciones relativas a transferencias, giros, cheques, libranzas, pagarés, letras de cambio, tarjetas de pago o de crédito y otras órdenes de pago y la transmisión de los efectos y órdenes de pago, incluso la transmisión de efectos descontados.

Sí quieres, déjame en los comentarios cómo piensas tú que habría que registrar contablemente las operaciones con criptomonedas.

@ Javier López Gonzálvez

@ Sinderiza

Foto: BTC Keychain para Flickr

¿Quieres recibir todas nuestras novedades?

Si te suscribes a nuestro blog aceptas nuestra política de privacidad y cookies

Auditor de cuentas y economista forense. Dame una hipótesis que me guste y encontraré un estudio que la valide. Tengo números en la cabeza y sé como usarlos.

1 Comentario

  1. Juan Eduardo Lazo Pozo 1 mes hace

    En la Comisión de Auditoria Interna y de Gestión del Colegio de Contadores de Chile, deseamos estudiar y editar una Norma de Procedimientos de Auditoria Interna a Oparaciones con Criptomonedas. En tal sentido agradeceré proveerme de documentos sobre esta materia.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies