Recuperación de las cuotas de IVA en las facturas no cobradas. No todo está perdido.

Si ya resulta gravoso que las facturas que hayamos emitido queden sin cobrar, ingresar las cuotas repercutidas por IVA sin haberlo cobrado previamente, resulta hasta bastante molesto.

Pero no todo está perdido. La ley del impuesto sobre el valor añadido regula la posibilidad de poder recuperar esas cuotas repercutidas que hemos tenido que ingresar a través de nuestras liquidaciones periódicas, siempre que respetemos ciertos plazos y procedimientos, y que son diferentes según nuestro cliente moroso se encuentre en situación concursal o no.

Hay que tener claro que la falta de pago no determina que la operación haya quedado sin efecto. No significa que se haya dejado de consumir el bien entregado o el servicio prestado. Por lo tanto, en estos casos de morosidad, la modificación de la base imponible que permite rectificar la cuota repercutida, sólo puede realizarse a través de los procedimientos que a continuación comentamos.

A) Recuperación de las cuotas de IVA en créditos concursales.

Si con posterioridad al momento de la entrega de los bienes o de la prestación de nuestros servicios por los cuales hemos emitido la factura que no ha sido posible cobrar, nuestro cliente es declarado en concurso de acreedores, aún podremos recuperar la cuota repercutida del impuesto.

  • Requisitos de plazo

Tendremos TRES meses desde la publicación en el BOE del auto judicial del concurso para corregir la base imponible de las operaciones no cobradas mediante una factura rectificativa que modifique la cuota repercutida. Dicha factura deberemos enviarla a nuestro deudor y a su administración concursal.

Y desde la fecha de la emisión de esa factura rectificativa tendremos UN mes para comunicar a la AEAT, a través de su sede electrónica, la modificación de la base imponible de la operación, adjuntando copia de aquella.

  • Otros requisitos

Además, para poder ejercitar la modificación de la base imponible es necesario que la operación cuya base imponible se pretenda rectificar haya sido facturada y anotada en el libro registro de facturas expedidas en tiempo y forma.

  • Contablemente

El registro contable de la modificación de la base imponible y la corrección de la cuota repercutida sería como sigue:

CuentaDescripciónDebeHaber
Por la operación inicial
430ClientesBI + IVA
700IngresosBase imponible
477IVA repercutidoCuota IVA
Por el reconocimiento de la morosidad del cliente y la dotación de la provisión
436Clientes dudoso cobroBI + IVA
430ClientesBI + IVA
694Pérdidas por deterioro de créditosBI + IVA
490Deterioro de valor créditos comercialesBI + IVA
Por la factura rectificativa y cancelación del deterioro por el IVA
477IVA repercutidoIVA
639Ajustes positivos en IVA IVA

De esta forma, en la autoliquidación periódica del IVA recuperaremos la cuota repercutida que no pudimos cobrar. El deudor seguirá debiendo su crédito de forma íntegra aunque estará provisionado y tendremos que esperar al convenio de acreedores para valorar el acuerdo al que se llega respecto al mismo. El IVA recuperado se registra como un ajuste en la imposición indirecta, conforme a lo establecido por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas en su boletines número 62 (consulta 3) y 98 (consulta 4).

Y ya no sería necesario volver a modificar la base imponible (esta vez al alza) como consecuencia del acuerdo al que se pueda llegar en dicho convenio de acreedores. Tan sólo procederá hacerlo cuando:

  • la conclusión del concurso se acuerde porque la Audiencia Provincial revoque en apelación el auto del concurso,
  • cuando se compruebe el pago de la totalidad de los créditos a los acreedores o su integra satisfacción por cualquier otro medio o que ya no exista la situación de insolvencia,
  • cuando se acepte el desistimiento o la renuncia de la totalidad de los acreedores reconocidos.

B) Recuperación de las cuotas de IVA en créditos incobrables

Cuando los créditos resulten total o parcialmente incobrables (y el deudor no haya sido declarado en concurso), tambien podremos recuperar las cuotas repercutidas por el impuesto que se correspondan con dichos créditos incobrables.

  • Requisitos de plazo

Para que el crédito sea considerado incobrable y modificar la base imponible tiene que haber transcurrido UN año desde el devengo del impuesto repercutido sin haber obtenido su cobro total o parcial. No obstante, si tu volumen de operaciones en el año anterior no excede de 6.010.121,04 €, el plazo anterior podrá ser de SEIS meses o UN año desde el devengo de la operación.

A partir de la finalización de los plazos anteriores tenemos TRES meses para modificar la base imponible, emitiendo la factura rectificativa y remitírsela al deudor. Y una vez emitida la factura rectificativa, tenemos UN mes para comunicar a la AEAT dicha circunstancia, acompañada de los justificantes oportunos (factura original, rectificativa y reclamación judicial o requerimiento notarial).

Y muy importante, en cualquier momento antes de la finalización del plazo de TRES meses anterior, hay que instar el cobro del crédito,bien a través de una reclamación judicial bien a través de requerimiento notarial.

Si se trata de operaciones a plazo, la modificación de la base imponible puede hacerse cuando haya transcurrido un año (o seis meses) desde el vencimiento del plazo o plazos impagados (y no desde el devengo del impuesto) y en la proporción que corresponda a dichos plazos en el total de la operación.

  • Otros requisitos

Nuestro cliente moroso ha tenido que actuar, a su vez, como empresario o profesional. Si no tiene dicha condición o no actúa como tal, la base imponible de la operación ha de ser superior a 300 euros.

Las facturas que van a ser objeto de rectificación deberán haber sido facturadas y anotadas en el libro registro de facturas expedidas en tiempo y forma.

Una vez rectificada la base imponible, esta no se vuelve a modificar aunque se produzca el cobro total o parcial, excepto que nuestro cliente sea o actúe como particular. O que siendo empresario o profesional se inste por requerimiento notarial desistiendo de la reclamación judicial y acabe recuperando parte del crédito. En estos dos casos, el plazo para ingresar el importe del IVA cobrado es de un mes desde el cobro.

  • Contablemente

El registro contable de la modificación de la base imponible y la corrección de la cuota repercutida sería como sigue, en el siguiente ejemplo:

Nuestra empresa, (con una cifra de negocios inferior a 6 millones de euros), es contratada para la prestación de un servicio a un particular. Los importes presupuestados son 8.000,00 más el 21% de IVA. El servicio se presta y se factura a mitad de abril, acordándose el pago al contado. El 1 de julio se consigue cobrar 2.200,00 euros y al cierre del ejercicio ningún importe adicional se ha percibido. El 15 de septiembre se requiere notarialmente al deudor y a final de octubre se emite la factura rectificativa. En marzo del año siguiente acuerda cobrar 4.400,00 y el resto se da por incobrable.

CuentaDescripciónDebeHaber
Por la prestación del servicio (abril-X0)
430Clientes9.680,00
700Ingresos8.000,00
477IVA repercutido1.680,00
Por el cobro parcial (julio-X0)
572Tesorería2.200,00
430Clientes2.200,00
En octubre/X0, al transcurrir seis meses desde el devengo de la operación, y puesto que el deudor ha sido requerido notarialmente, podemos modificar la base imponible de la operación, teniendo en cuenta que en el cobro parcial realizado, el IVA está incluido en la misma proporción que la contraprestación satisfecha (BI = 1.818,18 + IVA 381,81 = 2.200,00)
477IVA repercutido (1.680,00 - 381,81)1.298,19
430Clientes1.298,19
Por el reconocimiento de la morosidad del cliente (diciembre-X0)
436Clientes dudoso cobro (9.680,00 - 2.200,00 - 1.298,81)7.480,00
430Clientes7.480,00
694Pérdida por deterioro de créditos7.480,00
490Deterioro de valor créditos comerciales7.480,00
Por el cobro parcial (marzo-X1) y la condonación del resto
572Tesorería4.000,00
650Pérdidas de créditos comerciales incobrables3.480,00
436Clientes dudoso cobro7.480,00
Por la cancelación del deterioro de valor al haberse reconocido ya la pérdida definitiva
490Deterioro valor créditos comerciales7.480,00
794Reversión deterioro créditos7.480,00
Al tratarse nuestro cliente de un particular, debemos ingresar en la AEAT la parte del IVA incluida en el cobro realizado: (BI = 3.305,78; IVA = 694,21; TOTAL = 4.000,00). Mediante este asiento reconocemos que el importe de la venta real es de 1.818,18 (b.i. incluida en el cobro al contado realizado al inicio) + 3.305,78 (b.i. incluida en el cobro parcial realizado) +2.876,03 (pérdida por la b.i. no cobrada) = 8.000,00. El ajuste del IVA como consecuencia de la modificación al alza de la base imponible (al tratarse de un particular) se registra como indica el ICAC contra ajustes negativos en la imposición indirecta
634Ajustes negativos en IVA694,21
477IVA repercutido694,21

C) Importante.

En ninguna de las situaciones anteriores será posible modificar la base imponible de las operaciones y recuperar las cuotas de IVA no cobradas si los créditos disfrutan de garantía real (en la parte garantizada), están afianzados por entidades de crédito o cubiertos por un seguro de crédito o caución (en la parte afianzada o asegurada), se trata de créditos a entidades personas vinculadas o si el deudor esté establecido fuera del territorio de aplicación del impuesto, o en Canarias, Ceuta o Melilla. Además, en el caso de situación concursal, tampoco los créditos adeudados por entes públicos.

Cuando nos hagan pagos parciales (ver ejemplo) hay que entender que el IVA está incluido en las cantidades percibidas y en la misma proporción que la parte del precio satisfecho.

D) En resumen, a las bravas no.

Sí. Se puede recuperar el IVA no cobrado de nuestros clientes morosos. Algo es algo. Pero hay que hacerlo respetando unos plazos y, en el caso del IVA que es un impuesto formalista, siguiendo cierto procedimiento.

Lo que no se puede hacer, o corres el riesgo de que la Administración te lo invalide y entonces ya estes fuera de los plazos previstos, es “anular” la operación mediante la emisión de una factura que la deje sin efecto, cuando los bienes han sido consumidos o los servicios ya prestados.

© Javier López Gonzálvez

© Sinderiza

Foto: Pexels. CCO License. No attribution required.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies