Cuatro cosas que deberías hacer antes de presentar la última liquidación del IVA y el modelo 390

El modelo 390 es una declaración tributaria resumen anual de todas las operaciones realizadas por el sujeto pasivo durante el año natural correspondientes a la liquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y cuyo plazo de presentación abarca los treinta primeros días naturales del mes de enero del año siguiente.

⚠️ ¿Tienes que presentarlo?

Con el transcurso del tiempo, el aumento de las obligaciones de información que determinados sujetos pasivos tienen con la Administración Tributaria, ha tenido como consecuencia que estos ya no tengan la obligación de presentar el citado modelo. En concreto:

a) No tendrás que presentarlo si estás obligado a llevar los libros registro del Impuesto a través de la sede electrónica de la AEAT, es decir:

  • Si estás inscrito en el Registro de Devolución Mensual del IVA (REDEME)
  • Si eres una gran empresa (volumen de operaciones a efectos del Impuesto superior a 6.010.121,04 €)
  • Si formas partes de un grupo de IVA
  • Si has optado por llevar los libros registro del Impuesto a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria.

b) Tampoco tendrás que presentarlo si realizas declaraciones trimestrales, tus actividades tributan en el régimen simplificado del Impuesto y/o tu actividad consiste en arrendar bienes inmuebles urbanos.

Ahora bien, para ellos la declaración correspondiente al último periodo de liquidación del año contiene un apartado de información específico que es necesario completar en relación con las actividades económicas desarrolladas, prorrata, sectores diferenciados y volumen de operaciones.

Cuadres básicos: declaraciones ▶︎ registros ▶︎ contabilidad ▶︎ otros impuestos

Si no estás en ninguno de los casos anteriores y tienes la obligación de presentar el modelo 390, lo más importante que tienes que hacer es asegurarte antes de la coherencia de las cifras que declaras.

Con las declaraciones periódicas previas

Puede parecer una obviedad pero como decía Roy, el replicante de Blade Runner, “he visto cosas que vosotros no creeríais …”. El modelo 390 no deja de ser una declaración resumen de tus operaciones durante el año y que previamente han tenido que ser declaradas en tus liquidaciones periódicas, por lo que lógicamente las cifras a consignar ahora deben ser la suma de las cifras declaradas previamente. ¡Compruébalo!.

Con los libros registro del Impuesto

De igual forma, cuando has realizado las declaraciones periódicas los datos normalmente los habrás obtenido de los libros registro del impuesto, pero suele ocurrir que una vez cerrados los periodos de liquidación y presentadas las liquidaciones se contabilicen facturas con retraso en dichos periodos que ya están cerrados.

Para asegurarte de que se declaran todas las operaciones, vuelve a comprobar los importes de los libros registros del Impuesto (bases imponibles y cuotas repercutidas/soportadas) correspondientes a los periodos ya liquidados y asegúrate de que coinciden con las liquidaciones presentadas. En caso contrario, si ha habido alguna modificación, tenla en cuenta en la declaración correspondiente al último periodo de liquidación.

Con contabilidad

Pero ve más allá. En realidad el cuadre no sólo debería hacerse entre las propias declaraciones y entre los registros y las declaraciones, sino que deberías tener en cuenta la propia contabilidad.

Las aplicaciones de contabilidad y gestión cada vez automatizan más los procesos y nos hacen menos críticos con los resultados obtenidos, de forma que muchas veces no consideramos los errores bien de introducción de datos, bien de proceso de los mismos que pueden haberse producido.

Abre una hoja excel e incorpora los movimientos de tus cuentas contables donde registres el impuesto soportado y el repercutido y estructúrala de tal forma que puedas determinar si la suma de las cuotas de cada periodo de liquidación coinciden con las cifras consignadas en las declaraciones y/o si han quedado operaciones no incorporadas a las mismas.

Al igual que antes, si alguna factura ha sido contabilizada y no incorporada a las liquidaciones (o al revés), ahora es el momento de corregir el error.

Con otros impuestos

Otra vez la necesaria coherencia entre las cifras. Pero ahora no sólo entre las distintas fuentes de datos donde obtener la información del propio impuesto sobre el valor añadido, sino con las bases de tributación de tu impuesto directo (impuesto de sociedades o impuesto sobre la renta de las personas físicas).

Tanto si llevas contabilidad como si no, asegúrate de que las bases imponibles del impuesto sobre el valor añadido (repercutido) coinciden (o tienen trazabilidad) con la cifra de ingresos de tu actividad económica.

No todas las bases del impuesto sobre el valor añadido (repercutido) tienen que tener la naturaleza de ingreso en tu impuesto de sociedades o tu IRPF, pero existe una gran similitud entre ambas magnitudes. Así que abre otra hoja de cálculo y obtén los apuntes de las cuentas de ingreso durante el año y compáralas con las bases del IVA repercutido. Si no son idénticas, localiza y explica la diferencia (facturas periodificadas al inicio o final del año, determinadas fianzas, determinadas indemnizaciones, anticipos, etc …)

En relación con las bases del impuesto sobre el valor añadido (soportado), su cuadre con las bases contables de las partidas de gasto de la cuenta de pérdidas y ganancias es algo más complicada puesto que normalmente la diversidad de cuentas contables de gasto y su naturaleza es más elevada que las de ingresos. Pero si utilizas una codificación contable apropiada puedes realizar una conciliación bastante aproximada, cuando no exacta.

👀 Revisa tus libros registro del Impuesto.

Si no estás acogido al sistema de suministro inmediato de información (SII) tienes que llevar, en la debida forma, los libros registro:

  • De facturas expedidas
  • De facturas recibidas
  • De bienes de inversión
  • De determinadas operaciones intracomunitarias

Los libros registro del impuesto son el primer documento que te van solicitar en un procedimiento de comprobación tributaria del impuesto, así que asegúrate de que los mismos tienen debidamente cumplimentados todos sus campos y de que no existen saltos en la numeración o números de facturas duplicados.

Comprueba que en el libro registro de bienes de inversión incorpora lo que el artículo 108.Dos de la Ley del IVA define como tales y no, por ejemplo, inmovilizados contables cuyo coste de adquisición está por debajo de 3.005,06 € que por el contrario, no tienen la consideración de bienes de inversión a efectos del Impuesto.

👀 Y también tus facturas

Para poder deducirse el impuesto soportado hay dos tipos de exigencias normativas. Una material, la realización efectiva de las operaciones y otra formal puesto que el IVA es un impuesto que pone el foco en el cumplimiento de requisitos formales para permitir la deducción de las cuotas soportadas, por motivos de control y garantía recaudatoria.

Dichos requisitos formales se especifican en el Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, por el que se regulan las obligaciones de facturación, así que no está de más que revises si todos los documentos que tienes para ejercitar el derecho a la deducción cumplen con dichos requerimientos.

📈 Si no te han pagado, considera si puedes modificar tu base imponible

El cierre del ejercicio es tan buen momento como cualquier otro para poner atención en aquellas operaciones fallidas en las que el destinatario de tus bienes o servicios no ha hecho efectivo el pago de las cuotas repercutidas, lo que te podrá permitir – cumpliendo con los requisitos especificados en la Ley- modificar tus bases imponibles y reducir la cantidad de IVA a pagar.

 

Tienes hasta el 30 de enero para poner en práctica estos consejos que te damos. Te llevarán sólo un poco de tiempo y podrán ahorrarte algún susto más adelante.

 

© Javier López Gonzálvez

© Sinderiza C.B.

Foto: CCO License. No attribution required

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies