Monetización de la presencia en Internet: aspectos fiscales.

Esta entrada del blog nace de las ideas más relevantes expuestas en la charla impartida a los miembros del Coffee Blogger de Almería el pasado día 25. De nuevo, gracias por invitarme. Mi objetivo no fue otro que proporcionar una visión general de las obligaciones fiscales derivadas de explotación del contenido de nuestro sitio web, y que nadie se durmiese a pesar de lo árido del asunto. En todo caso, yo pasé un rato agradable y algunas dudas fueron, creo, despejadas. 

Al final de la entrada hay un enlace para el acceso al video de la presentación.

Youtubers, Instagrammers, publicidad contextual en páginas web, blogs con enlaces patrocinados, venta de infoproductos, etc. y así todo un mundo nuevo en cuanto a las posibilidades de ganar dinero a través de nuestro espacio y contenido en internet.

En este nuevo ecosistema hay operadores de todos los tamaños. Desde una web donde se inserta algún tipo de publicidad y recibe por ello, con suerte, unos pocos euros, hasta aquel personaje, más o menos famoso, que recibe miles de euros de una marca por aparecer en una foto de Instagram con un producto suyo o en un video de Youtube haciendo un “unboxing”. 

Pero para Hacienda, el tamaño (de tus ingresos) no importa. Una vez que has decidido monetizar tu espacio web y su contenido te has convertido en un empresario o profesional, desde el primer euro que ganes. Así de simple.

Enumerar aquí las posibles formas a través de las cuales, este tipo de actividades (creación y venta de contenidos, marketing digital, etc ..) puede canalizarse, excedería la modesta finalidad de esta entrada del blog, pero podemos poner como ejemplo las siguientes formas de monetización, muy usuales:

Inserción de publicidad contextual

Mediante la introducción de anuncios en tu sitio web, a través de plataformas como Google Adsense y cuya naturaleza está función del contenido de dicha página. Por ejemplo, una página que trate de viajes será una candidata a tener entre sus anunciantes, agencias de viaje, ofertas de vuelos, etc. En función del número de impresiones o visualizaciones, se obtendrá un importe económico.

Venta de infoproductos

Cursos de capacitación, ebooks, videos para transmitir conocimientos, plantillas de WordPress … exista toda una increíble variedad de opciones para “empaquetar” digitalmente tu contenido y tus creaciones y poder transmitirlas a cambio de un precio.

Marketing de afiliados

En donde podemos desde, insertar en nuestras webs enlaces especiales de una marca o producto para que, cuando el usuario finalmente adquiera el producto o servicio, la empresa anunciante nos pague una comisión. O bien programas de afiliación mediante los cuales nuestra web puede ser un escaparate de los productos del proveedor escogido pero la compra final se realiza en la web del proveedor, quedándonos nosotros con un porcentaje del importe total. O incluso dar un paso más allá y dejar de ser únicamente un escaparate, pasando a gestionar ademas, la atención al cliente, el proceso de compra y la facturación. 

Redactor de contenidos.

Bien escribiendo artículos para otros, bien escribiendo post patrocinados en tu blog, que a su vez enlazan con el propio patrocinador. Todo ello, claro, a cambio de un precio.

Programa de partners en YouTube

Mediante el cual recibes cierta cantidad de dinero siempre que tus videos consigan un mínimo de visualizaciones, a través de la publicidad que se inserta.

Crowdfunding

Si imaginas un producto físico que resulte atractivo para tu audiencia y que estaría dispuesta a pagar por el mismo, financialo a través de una plataforma de crowdfunding. Una vez obtenido el importe necesario, los patrocinadores tendrán ciertas ventajas a la hora de adquirirlo.

En cualquiera de estas modalidades y en cualquier otra donde, como decimos, estés monetizando tu espacio en internet y/o su contenido, existe una actividad económica, sujeta por lo tanto a las obligaciones fiscales que de ello se deriven. 

HACIENDA. OBLIGACIONES PERIÓDICAS.

A efectos de sistematizar las principales obligaciones con la Administración Tributaria, podemos tener en cuenta el siguiente cuadro:

Modelo de declaración / Concepto impositivoTipo / ResultadoNotas
Modelo 036 / Declaración censalInformativaAntes de comenzar a ejercer la actividad, es necesario darse de alta en el censo de empresarios y profesionales, comunicando a la AEAT que vamos a ejercer una actividad económica así como cuales van a ser nuestras obligaciones en relación con el IVA y el IRPF (o IS)
Modelo 303 / 390 - IVAAutoliquidación: A ingresar / compensar / devolverTrimestralmente deberemos liquidar el resultado del impuesto (repercutido menos soportado) ingresando o solicitando la compensación en los siguientes periodos de liquidación. Al final del año ademas hay que presentar una declaración resumen anual.
Modelo 349 - IVAInformativaEn el supuesto de realizar operaciones con operadores intracomunitarios, será necesario detallar las mismas. El periodo de presentación dependerá del volumen de operaciones que se realicen.
Modelo 130 - IRPFAutoliquidación: A ingresar / negativaA cuenta de nuestra liquidación por el IRPF, debemos ingresar trimestralmente cierta cantidad a cuenta, en función de los ingresos y gastos acumulados que se vayan obteniendo, siempre y cuando el diferencial entre ambos sea positivo.
Modelo 111/190 - IRPFAutoliquidación: A ingresar / negativaEn el supuesto de satisfacer rentas por trabajo o derivadas de ciertas actividades económicas, estamos obligados a retener un porcentaje de las mismas e ingresarlas a nombre de los retenidos en la AEAT. Al final del año además hay que presentar una declaración resumen anual.
Modelo 840 / IAEInformativaEn relación con el IAE, se está exento en el caso de que la actividad sea ejercida por una persona física, o bien, en cualquier caso dentro de los dos primeros ejercicios de actividad o, incluso, en el caso de que se lleve a cabo por una persona jurídica (o comunidades de bienes) con una facturación inferior a 1 millón de euros.
Modelo 347InformativaEn el caso de realizar operaciones con terceros por encima de los 3.005,06 € (y no hayan sido informadas a la Administración mediante otras declaraciones)

FACTURACIÓN A GOOGLE.

Cuando contratas con Google, las reglas están claras. En el contrato tipo que aceptas, en su apartado 6. Impuestos se establece que “Tú serás responsable de todos los impuestos … asociados con los servicios … . Se considerará que todos los pagos que te efectúe Google en relación con los servicios incluyen impuestos (si corresponde) y no deberán ser ajustados.”

En el caso de que tengamos ingresos que procedan de Google, hay que tener en cuenta que la factura la tenemos que emitir a su filial en Irlanda, por lo que estaremos realizando una prestación de servicios intracomunitaria y la factura deberá realizarse sin repercusión del impuesto sobre el valor añadido, incluyendo en la misma la referencia “Inversión del sujeto pasivo”.

Para poder realizar dicha factura, deberemos ser operadores intracomunitarios, por lo que es recomendable cuando se presente el alta en el censo de empresarios y profesionales, solicitar nuestra inclusión.

GASTOS DEDUCIBLES.

Si tenemos una actividad económica, tendremos gastos que podremos deducir de los ingresos para obtener el rendimiento neto. Los requisitos generales para la deducción son tres: 

  • Han de estar vinculados a la actividad 
  • Han de estar convenientemente justificados
  • Han de estar registrados contablemente (o en los libros registros)

La tipología de gastos deducibles más usuales en los que podemos incurrir es la siguiente: compras, servicios exteriores, tributos, gastos de personal, gastos financieros, amortizaciones, deterioros, suministros domésticos, dietas… . La lista es más extensa y existe una gran cantidad de matices, limitaciones y requisitos cuya para poder practicar la deducción en muchos de ellos, por lo que el análisis de su deducibilidad debería hacerse a la vista de cada caso en concreto.

PLATAFORMAS DE PAGO. PAYPAL.

En muchas ocasiones, el cobro de nuestros servicios o (info) productos se realiza a través de plataformas de cobro y pago, como la conocida PayPal, aunque existen muchas otras. Las cuestiones en relación a estas plataformas son siempre las mismas: ¿tengo que declarar la cuenta que tengo en PayPal?; ¿hay que declarar las operaciones que hago a través de ella?; ¿puede pedirme Hacienda los movimientos de la cuenta o pedírselos a PayPal?.

La Ley 7/2012 establece la obligación de informar sobre bienes y depósitos en el extranjero. Esta obligación hace referencia a depósitos bancarios, aunque PayPal no es exactamente eso. PayPal es una entidad de dinero electrónico que presta servicios de pago. En realidad no tenemos una “cuenta” en PayPal si por cuenta entendemos un depósito bancario. Sea como fuese, la AEAT entiende que “…respecto a la declaración de la cuenta de PayPal podría entenderse, en su caso, que dicha cuenta debe tomarse en consideración a efectos del Impuesto sobre el Patrimonio o de la obligación de declarar bienes en el extranjero”. Así que avisados estamos.

En todo caso, hay que recordar que no existirá la obligación de información de ninguna cuenta, a efectos de lo previsto en la citada Ley 7/2012, cuando los saldos, tanto al 31 de diciembre como los saldos medios, no superen (conjuntamente) los 50.000 €. A efectos del Impuesto del Patrimonio, habrá que tener en cuenta los mínimos exentos para no presentar la declaración.

En relación a si las operaciones realizadas a través de la cuenta de PayPal deben declararse, la regla general es que la obligación de declarar las operaciones no viene determinada por la percepción del dinero en una cuenta u otra, sino por la propia operación gravada por el impuesto. Como se cobre es irrelevante. La operación ha de declararse en todo caso.

Y finalmente, el acceso de la administración tributaria a la cuenta de PayPal es posible, pero con límites y dentro del marco de un procedimiento de inspección tributaria concreto. Lo que no es posible es la solicitud de información de forma indiscriminada y sin estar vinculado a ningún procedimiento de actuación sobre el contribuyente.

Por otro lado, la capacidad de control de las sucursales de sociedades extranjeras en España es limitada y, en particular la supervisión de entidades de pago de otros países y tendría que hacerse dentro del marco de los mecanismos de cooperación fiscal existentes dentro de la Unión Europea.

Cuestión diferente es que PayPal nos solicite cierta información adicional cuando el volumen de nuestras operaciones supere el umbral de los 2.500,00 €. Esto está en relación, no con la prevención del fraude fiscal sino con el blanqueo de capitales, ya que dicho importe es el límite fijado por las autoridades de Luxemburgo.

PROMOCIONES DE PRODUCTOS EN REDES SOCIALES: “INFLUENCERS”.

Videos de Youtube en los que se prueba y cantan las excelencias de un producto, fotografías en Instagram en donde el “influencer” aparece con determinada prenda o complemento y expresión de felicidad plena. Todas esas actividades son marketing, y por tanto actividad económica, de publicidad o promoción, si existe una contraprestación. Y es indiferente si la remuneración es en efectivo o en “especie” a través de regalos de productos de la marca. En ambos casos se debería tributar. En el segundo caso por el valor de mercado de los mismos.

COTIZACIONES A LA SEGURIDAD SOCIAL. LAS COOPERATIVAS DE FACTURACIÓN.

La norma es clara: si realizas una actividad de forma personal, habitual y directa de forma lucrativa, deberías considerar el alta como trabajador autónomo. 

No obstante, los tribunales vienen entendiendo que la habitualidad no se da en el caso de que los ingresos anuales no superen el umbral del Salario Mínimo Interprofesional, pero esto hay que tomarlo con cautela, puesto que cuando existe un establecimiento abierto al público (lo que podría aplicarse a una página Web o un blog con anuncios) el razonamiento no puede ser el mismo. En este caso, el volumen de ingresos puede no ser el mejor indicativo de la habitualidad en la actividad.

Finalmente, las cooperativas de facturación como Factoo no parecen ser una buena idea, visto el problema en el que han metido a cientos de autónomos que facturaban, tan felices, a través de ellas. Aunque el problema está ahora mismo en los tribunales, parece más razonable optar por las ventajas de una tarifa plana inicial en nuestras cuotas a la Seguridad Social antes que aventurarnos en este tipo de experimentos que están bajo la lupa de la Seguridad Social.

Video de la presentación

@ Javier López Gonzálvez

@ Sinderiza CB

Foto: Pexels. CCO.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies