Sobre la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea relativa al IRPH

El pasado 3 de marzo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaba una Sentencia en la que se pronunciaba sobre las hipotecas vinculadas al IRPH de las cajas de ahorro.

La expectativa era grande.  Según el diario El País,  las reclamaciones a la banca española podrían  alcanzar la suma de 3.000 millones de euros. Adicae estima que en la provincia de Almería pueden existir unos 8.000 afectados.

El germen de esta resolución se encuentra en el contrato de préstamo hipotecario para financiación de una vivienda que, en el año 2001, suscribió el demandante con Bankia.

El tipo de interés a pagar se conectaba con el IRPH cajas de ahorros, revisándose cada semestre.

En la demanda, interpuesta en el año 2018, solicitaba la declaración de nulidad de esta cláusula relativa  al tipo de interés variable  y remuneratorio, recogida en su contrato de préstamo hipotecario.

El juez titular del Juzgado de Primera Instancia Nº 38 de Barcelona, al que turnó el procedimiento, elevó una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para que diera respuesta a varios interrogantes.

Calculó un coste adicional de esa hipoteca de entre 18.000 y 20.000 €. Resultaba, por tanto, menos ventajosa que si el precio a pagar se estimase en función del Euríbor, que aparece en el 90% de los préstamos hipotecarios suscritos en España.

Surgía otra duda: si, a pesar de ser el IRPH un índice regulado, estaba o no en el ámbito de aplicación  de la Directiva 93/13.

Se cuestiona si debe informarse al consumidor de método de cálculo del índice de referencia y de su evolución en el pasado para que pueda valorar la carga económica del préstamo que contrata.

Además, si esa cláusula no es conforme al Derecho de la Unión, ¿qué  debe hacerse? ¿cuál es la solución legal a este dilema?

En consecuencia, el juez plantea varias  preguntas en la petición de decisión prejudicial.

¿Puede examinar el Juzgador si debe ser objeto de tutela  el IRPH Cajas de ahorro? ¿Es viable invocar la Directiva 93/13 en este caso?

La cláusula si está comprendida en el ámbito de aplicación de la Directiva 93/13. Incumbe al juez nacional determinar en el caso concret, si cumple las exigencias de buena fe, equilibrio y transparencia previstas en la Directiva.

¿Es necesario proporcionar información al consumidor sobre cómo se configura el IRPH, su evolución en el pasado y la previsión de su trayectoria en el futuro?

La exigencia de transparencia de las cláusulas contractuales no puede reducirse a su carácter comprensible en un plano formal y gramatical.

El consumidor medio, normalmente informado y razonablemente atento y perspicaz, debe estar en condiciones de comprender el funcionamiento concreto del modo de cálculo del IRPH.

Así podrá valorar las consecuencias económicas reales del compromiso financiero que contrae.

Si no se ha dado esta información, ¿no implicaría que de haberse facilitado correctamente, el consumidor no hubiera aceptado firmar la hipoteca?

El juez nacional cuenta con los datos que obran en su poder.  Entre ellos la publicidad  e información ofrecida proporcionada por el prestamista en el marco de la negociación del contrato.

Con estos elementos debe dilucidar si se han facilitado al consumidor todos los datos  que le permitan examinar el coste real del préstamo.

Es cierto que la información  sobre el IRPH se publicaba en el Boletín Oficial del Estado.

No lo es menos que existía la obligación  de las entidades de crédito de informar a los consumidores sobre la evolución del IRPH en los dos años naturales anteriores a la celebración del préstamo, y su último valor.

Por tanto el Juzgado debe esclarecer si se cumplieron todas las obligaciones legales de información.

¿Qué debe hacerse si esta cláusula se declara nula? ¿Debemos elegir entre modificar el contrato, vinculando el tipo de interés a pagar al Euríbor,  o dejar de aplicar el interés, con la aplicación de devolver el capital prestado en los plazos estipulados?

El juez nacional debe  constatar:

  1. La abusividad de esa cláusula.
  2. La imposibilidad de sobrevivir sin ella del préstamo sobre el que versa el litigio.
  3. La exposición del demandante a consecuencias perjudiciales si se anula esa cláusula.

Comprobados estos extremos, el IRPH puede remplazarse por el índice sustitutivo contemplado en la legislación española.

En último término, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea determina que no procede limitar temporalmente los efectos de la sentencia.

Si eres uno de los afectados por esta clase de hipotecas, me encantará que este post te sirva de ayuda. ¿Tienes alguna duda? Te espero en los comentarios.

 

Foto: Beno Assis para unsplash.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies